(+34) 625 279 347

Carro de compra0
Identificarse Registrar

Inicio Sesión

Usuario
Password *
Recordarme

REGISTRARSE

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Historia

Jueves, 27 Diciembre 2018 19:24

SALDUIE. Una ciudad ibérica hacia el interior.

Escrito por

Aproximadamente entre los siglos V y I a.C. aguas arriba del río Iber; (conocido por los romanos como Hiberus Flumen y actual Río Ebro), en la confluencia de la desembocadura del río Olca (Huerva), con el “gran río” en su margen derecha, se alzaba un promontorio dónde se asentó una población de origen íbero y de la familia étnica de los sedetanos, a la que se le conoció con el nombre de SALDUIE.

Solar_de_Salduie

* En verde y rojo, área de asentamiento indígena. Amarillo, zona de población romana.

 

Esta población íbera, en un tiempo fue probablemente la de mayor importancia y la que ocupaba el lugar más occidental aguas arriba del Ebro, marcando frontera con pueblos tan distintos como los celtíberos, vascones o Ilergetes. Hay quien sostiene que su procedencia estaría fuertemente emparentada con los edetanos; (población íbera del Mediterráneo que ocupaba gran parte de la actual provincia de Valencia y sur de Castellón). Ciudades estado tan importantes como Edeta, Arse, Sucro o Kili, eran algunas de las que componían este grupo íbero del Levante.

En un momento muy temprano de la cultura ibérica, flujos migratorios de población de esta zona, se desplazaron por los pasos tradicionales del interior; (Sagunto-Teruel-Zaragoza) y aguas arriba del “Iber”, ocupando el Valle medio del Ebro. Probablemente se desarrollará en varias fases. De una manera progresiva. Y lo harían así hasta llegar a las inmediaciones de la actual Zaragoza

¿Qué buscaban estas gentes? Muy probablemente satisfacer las demandas agrícolas y ganaderas de las poblaciones costeras; (hoy sabemos que tendrían una demografía bastante alta para la época), y también las de sus relaciones comerciales con las colonias griegas y fenicio-púnicas.

En momentos posteriores; (algún siglo después), los belicosos turboletas (¿celtíberos?), ocuparían estos pasos dejando semi aislados a los íberos sedetanos del Ebro, para quienes forzosamente; su contacto con las ciudades edetanas, sería pasando por tierras de los turboletas o yendo aguas abajo hasta la desembocadura del Ebro para tomar después la costa, atravesando las tierras de los ilercavones (íberos que probablemente estaban más emparentados con ausetanos, kesetanos e ilergetes entre otros), pueblos estos que tienen una elevada relación cultural con los denominados “campos de urnas” procedentes de centro Europa.
Pero en fin… que nos vamos del tema.

Presumiblemente, la interrupción fluida de ese continuo tránsito hacia las ciudades costeras Edetanas, que en principio pudieron ser el principal, e incluso casi único destino comercial en momentos tempranos de la repoblación del Valle Medio del Iber por los íberos, haría evolucionar a sus moradores de una manera algo distinta a sus “hermanos” del Levante y buscar nuevos destinos para el comercio.

Estos “forasteros”; que se ganaron el pan y la tierra con su propio sudor y sangre tras más de cuatro siglos, se hicieron justos propietarios del estrecho corredor de la margen derecha del río y en momentos, también de parte de la izquierda. Así creció Salduie, y los sedetanos fueron moradores de estas tierras, manteniendo una continua calma tensa por el mantenimiento y la posesión del valle, encontrándose en un lugar que en principio no les correspondía, pero sin cederlo en ningún momento a celtíberos, vascones ni ilergetes, sabedores de la riqueza de esta tierra y de su importancia estratégica y comercial.

Con estos antecedentes llegamos en nuestra historia al 226 a.C. Roma; (vencedora de la Primera Guerra Púnica), hace firmar a los cartagineses el TRATADO DEL EBRO. Los romanos ven con recelo la continua expansión cartaginesa por la península Ibérica y antes de ver peligrar colonias como Massalia, fija los términos de este tratado, en el que se compromete a no atravesar al sur del Ebro y a cambio los cartagineses harán lo propio y no atravesarán el río Ebro hacia el norte.

En lo que se refiere a la Sedetania, podemos imaginar que al tratarse estos términos, hay una declaración explícita de pertenencia a la potencia “Africana”. No conocemos ni por textos, ni por arqueología la presencia permanente de cartagineses en esta tierra, pero sabiendo de las posteriores y tempranas alianzas entre cartagineses e ilergetas en la 2ª Guerra Púnica y el más que lógico anhelo de estos últimos por poseer las tierras fértiles del valle del “gran río”, la presión de estos crecería convirtiéndose en constante y asfixiante para los sedetanos.

En el 219 a.C. Aníbal toma Sagunto. La antigua Arse íbera cae tras varios meses de asedio y siendo aliada de Roma, el senado decide interceder y mandar a las legiones al mando de Escipión para su liberación. El Tratado del Ebro se ha roto y Roma, en el 218 a. C. ya está en la península. Esta vez para quedarse. Comienza la 2ª Guerra Púnica.

No es de extrañar que SALDUIE, fuera una ciudad filo romana desde época muy temprana a la llegada de estos a Hispania. Sin lugar a dudas pudieron ver en los recién llegados un alivio a la constante presión ilergeta y una continuación heredada de aquellos helenos de las colonias costeras con los que ya mantenían buenas relaciones políticas y comerciales desde siglos atrás. Prueba de ello es que se la cita como socii (aliados antiguos de Roma), y que acuñó moneda propia, manteniendo además su nombre indígena hasta el 14 a.C. momento en el que es refundada como Caesar Augusta (actual Zaragoza). Esto nos indica que durante mucho tiempo pudo mantener un estatus, que le permitió una cierta autonomía política y económica.

 

* As de Salduie. Anverso y reverso.

 

La arqueología de la ciudad nos deja entrever que durante varias generaciones, hubo dos poblaciones diferenciadas. La indígena que mantuvo su “oppidum” autónomo y otra romana, pegada a esta separada por una muralla, que seguramente serviría como base geoestratégica militar durante los siglos II y I a.C para la progresiva “romanización” del interior peninsular. Tal vez las primeras guarniciones o campamentos romanos se asentaran en solar sedetano en época de la PRIMERA GUERRA CELTÍBERA. En torno al 180 a. C. el procónsul Tiberio Sempronio Graco dirigió su ejercito a Caraues (Magallón) para liberarla del fuerte asedio celtíbero a la que estaba siendo sometida. Tomo Contrebia y otros pueblos vecinos y fundó Gracurris (Alfaro, La Rioja). Es de entender que a partir de esas fechas, comenzó una constante y cada vez más fuerte y estable presencia romana en el Valle del Ebro  

No nos detendremos demasiado en la etimología toponímica de la ciudad. Sólo citar algunas propuestas de epigrafistas y lingüistas que nos ofrecen distintos significados relacionando el nombre con lenguas indoeuropeas y prerromanas. Estos son algunos de ellos:

Relativo a los equinos o tierra de caballos. Tierra de Sal. Ciudad de los dos mercados. Lugar de frontera…
A día de hoy lamentablemente, todos igual de posibles que desdeñables y hay que reconocer que también muy sugerentes a la vez que probablemente sugestionados. Aún nos queda un largo tramo del camino por recorrer hasta llegar a descifrar la lengua ibérica con totales garantías, así que sólo exponemos aquí dichas propuestas sin atrevernos a aseverar nada.

 

BREVE CRONOLOGÍA DE IMPORTANCIA DIRECTA PARA SALDUIE:

226 a. C. TRATADO DEL EBRO. Se fija el  como límite en la península ibérica el río Ebro entre las potencias cartigenesa y romana. Cartago no expandirá sus dominios hacia el norte y Roma no lo hará hacia el sur del río.

219 a. C. TOMA DE SAGUNTO. Los cartagineses de Aníbal Barca, toman Sagunto; aliada de Roma.

218 a. C. Llega a Hispania el cónsul Publio Cornelio Escipión al mando de las legiones romanas. Comienza la 2ª Guerra Púnica.

No sabemos exactamente en qué momento, pero sí sabemos que los sedetanos tomaron partido por los romanos, al igual que los celtíberos al principio. Los Ilergetas sin embargo lo hacen por los cartagineses en un primer momento. 

205 a. C. BATALLA DEL EBRO. Una gran coalición de pueblos íberos liderada por los ilergetes, se enfrenta en batalla campal a los procónsules romanos L. Léntulo y L. Manlio Acidino en un punto impreciso de territorio sedetano. El resultado es una victoria aplastante a favor de los romanos, la muerte de Indíbil y la toma de importantes rehenes como Mandonio, el cual sería posteriormente crucificado.

201 a. C. Final de la 2ª Guerra Púnica.

195 a. C., Marco Porcio Catón llega a Hispania con 70.000 hombres para reprimir una gran revuelta provocada por el abuso de la recaudación de impuestos a la que eran sometidos los pueblos indígenas. Catón llega al valle del Ebro para pacificar la zona. Ganó batallas, pero no cumplió su objetivo: no sólo no pacificó a las tribus íberas sublevadas, sino que extendió el problema a territorio celtíbero dónde también pasó arrasando ciudades en una rápida campaña de castigo.

193 a. C. el procónsul Marco Fulvio Nobilior vence a una coalición de vacceos, vetones y celtíberos en las cercanías de Toletum (Toledo). Hilerno, el "comandante" de los sublevados es hecho prisionero. Las tropas dispersas se refugian en la ciudad de Contrebia Belaisca (Botorrita), que es tomada por el cónsul y reprimido el levantamiento.

181-179 a. C. LA PRIMERA GUERRA CELTIBERA. Fue una guerra defensiva por parte de Roma. Se trataba de impedir la unión y proyección de los celtíberos sobre los bordes de la Meseta y su expansión hasta la Hispania Ulterior, el valle del Ebro y el Levante ibérico. 

180 a. C. Tiberio Sempronio Graco, procónsul de la Hispania Citerior, acudió desde la Bética para liberar del asedio de 20 000 celtíberos a la ciudad de Caraues (Magallón), aliada de los romanos. Tomó Contrebia y pueblos vecinos, repartiendo las tierras entre los indígenas y fundando Gracurris (Alfaro), para instalar en ella a las bandas de celtíberos sin tierras.

179 a. C. derrota a los celtíberos en la batalla del Moncayo. Finaliza así la PRIMERA GUERRA CELTIBERA.

154-152 a. C. LA SEGUNDA GUERRA CELTIBERA. La ampliación de las murallas de Segeda (Mara), es la excusa de Roma para emprender acciones bélicas de nuevo contra los celtíberos y someterlos definitivamente. 

143-133 a. C. TERCERA GUERRA CELTIBERICA o GUERRA DE NUMANCIA

89 a. C.  Bronce de Ascoli. Jinetes íberos de Salduie y de otras ciudades cercanas, luchan en la península Itálica junto al ejercito romano como aliados. Turma Salluitana 

87 a. C. Bronce de Botorrita. (Contrebia Belaisca). Litigio sobre aguas entre las ciudades de Salduie y Alaun (Alagón). Los contrebienses actúan como jueces del litigio auspiciados por los propios romanos.

82 – 79 a. C. GUERRAS SERTORIANAS. Guerra civil de Roma, en la que los pueblos peninsulares se ven envueltos muy activamente al tomar partido por el rebelde Sertorio. 

77 a. C.  Sertorio ordena a Hirtuleyo volver a defender Lusitania mientras él se quedaba en el valle del Ebro, pasando el invierno en Castra Aelia.

73 a. C., Pompeyo conquista la Celtiberia y las ciudades costeras de Tarraco y Dianium. Sertorio se concentró en el valle del Ebro, entre las ciudades de Ilerda, Osca y Calagurris, cada vez con menos aliados. Finalmente, viéndose acorralado Sertorio decidió vengarse de los jefes hispanos desertores: asesinó a la mayoría de los jóvenes estudiantes de la academia de Osca. Los que sobrevivieron fueron vendidos como esclavos.

72 a. C., Perpenna y otros oficiales invitan a Sertorio a una cena y lo asesinan a puñaladas. Perpenna asume el mando y presenta combate a Pompeyo quién lo vence y capturado en una rápida batalla. Perpenna ofreció al general optimate decirle los nombres de los partidarios de Sertorio que aún quedaban, pero éste decidió ejecutarlo para evitar que se repitieran las matanzas de Sila. El resto de las ciudades aún leales al caudillo se rindieron a excepción de Calagurris, que resistió hasta el canibalismo el asedio optimate. 

49 a. C. La BATALLA DE ILERDA. Enfrentamiento militar librado durante la segunda guerra civil en el verano de ese año, primero en Ilerda (Lérida), y luego al sur; entre los ejércitos de Cayo Julio César y los lugartenientes de Cneo Pompeyo Magno en Hispania.

48 a. C. Fundación a orilla del Ebro en la margen izquierda de la COLONIA VICTRIX IULIA LÉPIDA (Velilla de Ebro), sobre la antigua población íbera de Kelse.

18 a. C. FINAL DE LA GUERRA DE HISPANIA. Se da por sometido todo el territorio penínsular.

14 a. C. Fundación de CAESAR AUGUSTA sobre la antigua ciudad íbera de Salduie. En la fundación de la ciudad, participaron soldados veteranos de las legiones IV Macedonica, VI Victrix y X Gemina, licenciados tras la dura campaña contra astures y cántabros.     

Lunes, 21 Mayo 2018 17:32

7. EL SECRETO DE LÉPIDO (V Nonas de Junio)

Escrito por

Bienvenido al último capítulo que nos lleva casi al final del viaje de Marco Emilio Lépido (Pontifex Maximus de Roma), hasta la colonia del Hibervs Flvmen (Río Ebro) IULIA VICTRIX CELSA actual Velilla de Ebro, Salduie (Zaragoza). El fundador de la Colonia regresa 16 años después y no en la misma situación en la que estuvo por última vez...

newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibirás en tu correo nuestros nuevos productos históricos, promociones y eventos en los que participamos.

EL PROYECTO ENTHECA

Somos apasionados de la historia antigua, la alimentación en época clásica y la arqueología experimental. Investigamos y recopilamos información sobre alimentos y productos consumidos en la cultura Mediterránea y especialmente en la península ibérica desde fenicios y tartesios hasta la romanización. Con este trabajo previo, seleccionamos los productos que luego comercializamos para hacer GASTROHISTORIA.

Proyecto Entheca. Comercio histórico de alimentos y objetos de época íbero-romana

CONTACTA CON ENTHECA

Si tienes una consulta y deseas que te ayudemos no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Avda Industria, local 1
50016 Zaragoza España


(+34) 625 279 347
info@entheca.es

       

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información estadística. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más