(+34) 625 279 347

Carro de compra0
Identificarse Registrar

Inicio Sesión

Usuario
Password *
Recordarme

REGISTRARSE

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha
Lunes, 23 Abril 2018 07:13

1. LA DECISIÓN DE ROMA. V Nonas de Junio

Escrito por  Iber El Mercader Salluitano
Valora este artículo
(5 votos)

10 de Mayo. Annus 721 Ab Urbe Condita (32 a.C.)

Las últimas luces de la tarde caen sobre Roma abandonando al día y dejando sobre el cielo de la capital una resaca de color rojo, que tiñe el horizonte y los tejados del Palatino.


Una docena de senadores; los más ancianos y de más alto rango, se reúnen en la curia junto con el Segundo de los Pontífices y la Vestalis Máxima para tratar un asunto de extrema gravedad. Lo hacen a puerta cerrada llevando la reunión con suma discreción. Nadie, salvo los allí presentes, pueden tener conocimiento del asunto que se va a tratar.

Foro


Tras casi dos horas y media de deliberación la puerta pequeña de la curia se abre, y lentamente los magistrados salen a la quietud de la noche, en silencio y sin llamar la atención. El caminar grave e indeciso de algunos de ellos, denota la disconformidad con el veredicto tomado, pero… la decisión, sea cual quiera el resultado y la trascendencia de la misma ya está tomada.
Aunque… a juzgar por los rápidos y sigilosos movimientos que se desencadenan aquella misma velada, lo que tenía que ocurrir ya estaba preparado con mucha antelación.

Después de una breve conversación en las inmediaciones del foro entre la Vestalis Máxima, el segundo de los Póntifex y un hombre alto embozado en una oscura capa con capucha, los tres toman caminos diferentes. La primera; visiblemente abatida, se retira al cercano Atrium Vestae (Casa de las vestales). El segundo, se dirige a la domus publicae; (ocupada por este desde que el Pontifex Maximus; Marco Emilio Lépido, se viera obligado por Octavio a abandonar Roma y tomar posesión de la provincia de África, allá por el 40 a.C, con el velado propósito de alejarlo de la capital y evitar así que interfiriese activamente en la política en contra de sus intereses. Casi hacía ya 4 años, desde que Lépido fuera privado de su título de triunviro y ahora su residencia, forzada por Ocatavio, se encuentra en Circei, alejado de los asuntos de Roma. El último de los tres, se pierde a grandes zancadas en la oscuridad de las callejuelas circundantes, dejando tras de sí una especie de niebla invisible de siniestro misterio.

Calles de Roma


Ya es noche cerrada. La bulliciosa Roma duerme y el silencio se ve tan sólo roto por el ocasional ladrido de algún perro. Incluso las “lupas” hace horas que dejaron de aullar llamando a sus clientes.
Según lo convenido y a la hora fijada, salen del Atrium Vestae seis siluetas femeninas, tapando sus cuerpos y sus rostros con mantos y ocultándose entre las sombras de la noche proyectadas en el interior de los patios porticados del foro. Un grupo de cinco hombres las esperan. Entre ellos se encuentra el hombre que horas antes estuvo reunido con el Pontifex y la máxima Vestal, reconocible por su porte alto y enjuto y el manto con capucha que le da un aspecto tan lúgubre como el del propio Caronte. En ese grupo, tres de los hombres, parecen custodiar a un cuarto de una estatura un poco inferior al resto.
La comitiva se junta y en un instante todos toman dirección al puerto del Tíber en el Aventino en un silencio sepulcral por calles secundarias.

¡No hay tiempo que perder!. Dentro de pocas horas, amanecerá y para entonces Roma se tendrá que divisar como una silueta en la lejanía.

Mientras, en el puerto de Ostia, un barco espera a la comitiva con orden de zarpar a su llegada y cruzar el Mare Nostrum con un destino que muy pocos conocen...

 

 

2 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.


Completa la imagen de seguridad

newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibirás en tu correo nuestros nuevos productos históricos, promociones y eventos en los que participamos.

EL PROYECTO ENTHECA

Somos apasionados de la historia antigua, la alimentación en época clásica y la arqueología experimental. Investigamos y recopilamos información sobre alimentos y productos consumidos en la cultura Mediterránea y especialmente en la península ibérica desde fenicios y tartesios hasta la romanización. Con este trabajo previo, seleccionamos los productos que luego comercializamos para hacer GASTROHISTORIA.

Proyecto Entheca. Comercio histórico de alimentos y objetos de época íbero-romana

CONTACTA CON ENTHECA

Si tienes una consulta y deseas que te ayudemos no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Avda Industria, 50
50016 Zaragoza España

(+34) 625 279 347
info@entheca.es

       

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información estadística. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más